VER MAPA

En el Valle del Cachapoal, zona central de Chile, se encuentra el Fundo Peumo, lugar de origen de los vinos Carmenere más aclamados de Concha y Toro.
Las características únicas de su clima y su suelo favorecen el óptimo desarrollo de esta variedad emblemática.

Viñedo Peumo

Sin duda, uno de los rasgos más distintivos del viñedo Peumo – ubicado en el Valle del Cachapoal, en la Sexta Región de Chile, es el color carmín que adquieren sus parras en otoño.
Es el lugar de origen de los vinos Carmenere más aclamados de Concha y Toro. Las características únicas de su clima y su suelo favorecen el óptimo desarrollo de esta variedad emblemática.

Vendimia del Carmenere

El Carmenere es la cepa que más tiempo demora en cortarse. Mientras el Merlot es cosechado a principios de marzo y el Cabernet Sauvignon a mediados de abril, el Carmenere necesita estar en la planta hasta mediados de mayo.
La mejor forma de saber si la uva está lista para ser cosechada es probándola directamente de la parra, considerando sólo el hollejo y descartando pulpa y pepas. Si al masticar la piel de los granos se siente áspero y se perciben notas a pimentón y pimienta, se debe esperar un poco más.

De las 650 hectáreas de viñedos que lo componen, casi la mitad corresponde a Carmenere, logrando sus vinos obtener los más altos puntajes por parte de la crítica especializada internacional.

Cuando nacen, las hojas del Carmenere presentan un color “bronceado” o anaranjado hacia los bordes, diferenciándose con ello de otras variedades. En cuanto al manejo fitosanitario de estas plantas, las labores se centra en controlar la aparición de oidio y botrytis, así como de algunos insectos como arañas y el llamado ‘chanchito blanco’.

Ver más